El éxito en la internacionalización de las empresas no está limitado por su tamaño, por lo que en la actualidad, es perfectamente posible que una PYME pueda seguir los pasos de las grandes entidades quienes, mediante su expansión externa han diversificado su mercado y salvado los problemas que plantea la recesión interna.

Inciden muy diversos factores, como la originalidad ó utilidad de sus productos o servicios, su competitividad, o su capacidad de penetración en los mercados.

En la actualidad, y dado el ambiente de recesión en el que nos encontramos, la internacionalización de su negocio, la búsqueda y finalmente el acceso a los mercados externos, ya sea de manera presencial como a través de la exportación, se antoja esencial para dejar atrás o evitar la crisis empresarial.

Este acceso se puede realizar mediante la exportación de sus productos/servicios o mediante la creación de un establecimiento, de una sucursal o delegación de la empresa que se sitúa fisicamente en el extranjero.

Cualquier PYME, debidamente asesorada mediante una orientación personalizada, puede alcanzar contratos y mercados internacionales que impulsen su crecimiento.

25 años de experiencia en consultoría internacional a PYMES, nos permiten realizar un estudio del potencial de internacionalización de su negocio para orientarle en la mejor forma de introducirse en los mercados internacionales.

Un proceso en 8 fases que es la garantía del éxito en su implantación internacional.